Glenda Galán

Cuando sale la luna
se pierden las campanas
y aparecen las sendas
impenetrables.

F. G. Lorca

 

Una mujer atada

camina la luna desatada

sin caer al vacío

 

se pinta la cara de nubes,

nacen las lluvias.

 

Su voz,

silencio desnudo

sus labios,

cristales de sangre

laten,

permanecen abiertos.

 

Una mujer atada

desata sus zapatos

los pone a un lado del camino

 

descalza sueña y espera

 

nadie es más bella que ella

porque está enamorada.

 

 

De Guayabas y fresas, 2012.

Imagen:Edgar Degas