atardecer

GG
 
Una vez me enamoré,
con alas que solo las niñas
pueden jugar,
 
vuelo a ojos cerrados
sobre rosas amarillas,
rojas o blancas,
 
 siempre rosas.
 
Pétalo
espina
viento
 
Una vez me enamoré,
lo sé, porque al dejar de volar
nunca más sentí el mismo suelo.