GG

Él espera por mí

serenamente,

sentado en una vieja silla,

me dice que me extraña.

 

Impúdica su voz,

de norte a sur, espera.

 

Ya casi, le digo

haciendo de mis manos

pequeños barcos

que surcan silencios

 

mientras

cuenta

cuenta

cuenta

cuentos,

él me espera.