14519828_1665935400402153_2184005168057513451_n
poetas-mujeres-rd

Este año la X edición de la Feria del Libro Dominicano fue dedicada a dos escritores dominicanos residentes en el estado de Virginia, el poeta José Alejandro Peña y el poeta y ensayista, Rei Berroa. También fueron homenajeados el ensayista, filólogo y académico Orlando Alba, radicado en Utah, y la poeta y activista cultural Yrene Santos, residente en la ciudad de Nueva York. El doctor Orlando Alba es un reconocido investigador sobre el modo de hablar de los dominicanos, mientras que Yrene Santos se ha ganado un espacio dentro de la literatura dominicana por su poesía y activismo artístico y cultural.

En la X Feria del Libro Dominicano en Nueva York, además,  rindió un homenaje especial a los escritores de la comunidad colombiana en los Estados Unidos.

La feria llevada a cabo por el Comisionado Dominicano de Cultura en los Estados Unidos, en la escuela pública George Washington de Manhattan, contó con varios pabellones en los que se desarrollaron diversos eventos para niños, para los amantes el cine, así como también para los que disfrutan de las artesanías. Además, el Pabellón Memoria Histórica ofreció paneles y conferencias sobre historia dominicana; y el Pabellón Expresión Joven,  talleres, lecturas y conversatorios.

Entre las actividades realizadas en esta jornada cultural fueron anunciados los ganadores del concurso de literatura para estudiantes de enseñanza secundaria, bajo la coordinación del escritor Rubén Sánchez Féliz, con el objetivo de  incentivar a los estudiantes a acercarse a la literatura y a eventos como la Feria.

En los pasillos el hormiguero de lectores se desplazaba en filas largas en busca de libros y de los salones donde se llevaban a cabo las actividades. Me sentí muy contenta de ver tanta gente, aunque muchos andaban sin libros en las manos. Me conformé entonces con ver que las lecturas y presentaciones estaban llenas en su mayoría.

La feria contó con un buen número de asistentes (por lo menos el sábado en la tarde, cuando asistí) y de actividades, aunque algunas lecturas y presentaciones no las pude cubrir pues se levaban a cabo simultáneamente. Sería bueno que para próximas versiones de la feria se tenga en cuenta una mejor distribución de los horarios así como también, terminar a tiempo las actividades para que las que se celebran en los mismos salones puedan empezar a la hora señalada.

A pesar de esos detalles, pudimos cubrir algunas presentaciones, entre ellas, la presentación de los libros Matar al padre y Mujer de lámpara encendida de la escritora dominicana Rosa Silverio, que contó con una gran cantidad de público. En este conservatorio sostenido entre Rosa y la escritora Kianny Antigua se pudieron conocer algunos detalles importantes sobre el proceso de escritura de ambas obras.

rosa

También pudimos escuchar a la autora leer algunos poemas.

Rosa participó, además, en una lectura compartida con varias poetas, entre las que destacan Soledad Álvarez, Karina Rieke, Yrene Santos, Norma Feliz, Yvelisse Fanith, Osiris Mosquea y Ángela Hernández.

Escuchamos a Soledad Álvarez recitar:

Clase de religión
Dicen que Dios está en todas partes
que todo lo ve.
¿En todas partes, Dios
todas las guerras el hambre viva los estómagos
embalsamados
el ojo inmenso
de cíclope insomne de Dios, lo ve?

La sangre en la cisura brutal del estupro
el puñal del asesino la ferocidad del mal
¿y no se espanta Dios no llora no toma partido
la eternidad imperturbable?
Lo nimio también lo ve Dios.
La araña tejiendo el hilo de seda para la presa
la hormiga en busca del alimento

¿también a mí me mira cuando me miro desnuda
frente al espejo
cuando me peino fumo a escondidas quiero matar
y me avergüenzo?
Perdí la virginidad bajo la mirada de Dios.
El gran voyeur.
Soledad Álvarez (Santo Domingo, 1950-)

mujeres-poetas-rd2

Al salir de esta lectura de poetas dominicanas me despidió una mesa repleta de libros sobre Juan Pablo Duarte, la observé y partí.

GG/ NY2016