rosana ub2

Port ©Glenda Galán

En nuestro último programa de la primera temporada de  Dominicana en Miami en la radio tuvimos el placer de entrevistar a la escritora de Miami Rosana Ubanell, quien nos contó sobre sus planes de publicar este año el último libro de la trilogía que tiene como protagonista al detective Nelson Montero. Esta trilogía inició en el 2011 con Volver a morir, que a parte de ser su primera novela, se convirtió en Best Seller. Conversamos también sobre la literatura hispanoamericana en Estados Unidos y el papel que juegan las editoriales en la promoción de la literatura.

G: Rosana, ¿Qué te trajo a vivir a Miami?

R: Viví doce años en Washington, cuatro años en Bruselas y en España en varias ciudades. He sido una viajera. La vida a veces decide por ti y en realidad fueron asuntos de trabajo los que me trajeron a Miami, donde llevo ya trece años.

La verdad es que me gusta mucho Miami y espero jubilarme aquí.

G:¿Te trajo a Miami un trabajo en el área del periodismo?

R: Sí

G: Miami ha sido una inspiración para ti. Has dicho incluso que esta ciudad te convirtió en la escritora que eres. ¿Cómo fueron tus inicios como escritora de novelas en esta ciudad?

R: Como periodista siempre he escrito, tuve mi trabajo y tres hijos. Cuando llegué a Miami creo que confluyeron las estrellas. O sea, los niños ya se fueron hacienda mayores, partieron a la universidad y Miami es una ciudad que te inspira, es una convergencia de culturas y de lenguas. Fue entonces, ya mayorcita, que dije: Voy a escribir. Siempre me había gustado mucho la novela negra, de misterio y de investigación, por lo que el primer personaje que construí fue un detective cubano-americano de Hialeah.

G: Un personaje bien Miamense.

R: Es que cuando llegué me chocó mucho el lenguaje de los cubanos porque a mí me gustan los acentos y el tipo de vocabulario que utiliza cada persona dependiendo de donde venga. Algunos cubanos me parecieron muy divertidos. Cuando terminé ese libro tuve que incluir un diccionario español-cubano al final porque habían muchas palabras que son propias solamente de aquí y de una generación en específico. Ese es otro factor distintivo entre los cubanos que vinieron antes o después a Miami.

¿Cuándo empezaste a escribir?

R: Escribí mi primera novela en el 2009 y cuando estaba lista, Penguin, que había abierto un sello en español,  me la publicó en el 2011.

¿Cómo tomaron tus hijos esta faceta de escritora?

R: Mis hijos me ven más como madre que de manera profesional, aunque ellos siempre me han visto activa.

¿Ellos leen tus libros?

R: No, prefiero que no.

rosana Ub1

¿Cómo percibes la escena literaria de la ciudad de Miami en estos momentos?

R: La veo muy activa. La Feria del Libro de Miami es impresionante, y cada vez crece más. Hay un colorido de escritores de todas las nacionalidades, pero con raíces aquí. Hay una literatura en español en los Estados Unidos, pero no creo que las editoriales aún lo han visto. Hay editoriales en Chile, en Argentina en Colombia, pero no se toma muy en cuenta lo que se escribe aquí en Estados Unidos, que es una literatura hispana.

¿Cómo ha sido tu experiencia en ese sentido?

R: Creo que el papel del editor es muy importante, es un trabajo de pasión y vocación, algo que casi no se encuentra. A hora los editores van más a los números, no tanto a la calidad. Mi experiencia en el inicio fue buena, pues llegué a un gran editor, que era Penguin, que veían que había Mercado. Pero luego se unieron a de Random House y decidieron cerrar el sello en español.

Siempre se habla de que hay 300 millones de hispanohablantes, puedo decir que sí y que no, porque es un mercado muy segmentado. Cuando se habla de 500 millones de angloparlantes, es cierto, pues cuando sale un libro en ingles, se vende en Estados Unidos, Inglaterra y Australia, incluso en la India. Sin embargo, con el español no pasa eso. Sale una novela de un escritor argentina o de un escritor colombiano y prácticamente se circunscribe a su país. Yo creo que el mundo editorial en español no ha aprendido que el mundo es global . Eso debería cambiar.

G: ¿Cómo ves entonces la situación de los escritores que viven en esta ciudad?

R: La veo como muy vocacional. Es una vocación, una pasión, pero de esto no se vive. Muy pocos escritores pueden vivir de escribir. Ahora bien, yo como escritora no podría vivir sin escribir. Entonces al final te da igual si ganas mucho o si ganas poco. Sería fabuloso poder vivir solo de la literatura, pero es algo que tiene sus ventajas porque te abre la mente a otras cosas, a otras actividades. Creo que somos personas multifacéticas y eso a la vez te ayuda a escribir.

G: ¿ Sigues trabajando como periodista?

R: Sí. Ahora soy consultora de estrategias de comunicaciones para varios clientes en Latinoamérica. Es información, es periodismo, pero para empresas que quieren avanzar sus comunicaciones en América Latina.

G: ¿Hablemos de Volver a Morir. Es una novela en la que, tras la muerte de un prestigioso veterinario de Miami, su viuda descubre que no es la única mujer que llora al difunto y que hay muchos detalles que no conoce sobre la vida de su esposo. Esas dudas la llevan a contratar a Nelson Montero, el detective cubano del que estuvimos hablando. ¿Qué significó para tí este primer libro que se convirtió en Best Seller?

R: Como creo que pasa con todos los escritores, yo escribí este libro sin pensar en vender, sino en escribirla y editarla bien. Pensaba: ¡Si me lee mi mamá me quedo contenta! Tuve suerte y ahora estoy preparando una trilogía. El segundo libro de Nelson Montero salió en diciembre, se titula Triunvirato.

rosana ub3

G: Es muy difícil para los escritores de Miami que se vendan sus libros, por lo que imagino que para ti la noticia de las buenas ventas de la novela debió ser muy emocionante. ¿A qué le atribuyes el éxito en las ventas de este libro?

R: Creo que fue por el apoyo de la editorial, porque ellos intentaban hacer un lanzamiento global. Entonces, se presentó en Estados Unidos, en México, en España. Yo creo que si una novela está bien escrita, también necesita promoción.

G: Hablemos de Nelson Montero, el personaje principal de esta trilogía.

R: Me lo imagine con una edad entre los cuarenta y cinco y cincuenta años. Gordito con poco pelo, pero con mucha gracia, y mucha astucia. El personaje está basado en un amigo apellido Montero que era muy sagaz y hacía muchos chistes. Es un buen detective que vive con su mascota, pues su mujer le abandonó. Desde esa época tiene roto el corazón. Él vive una historia de amor con Genoveva que se va desarrollando en la trilogía, pero él se resiste.

G: En una entrevista que te hice hace unos años me dijiste esta frase:

“Cuando tomas consciencia de la temporalidad de la vida, todo es más intenso, liberador y quizás más fácil”, ¿sigues pensando igual?

R: Mientras pasan los años te vas dando cuenta de que te queda menos tiempo, con lo cuál vives más intensamente. Eso me ha dado la necesidad de seguir escribiendo.

G: Pero hay gente que con la edad, se echa a morir.

R: Pues yo he hecho lo contrario. Yo tengo prisa, no puedo detenerme.

G: En 2012 publicas Perdido en tu piel, en el 2014 Los retratos de Mercedes, el cuento Última luna en Miami y en diciembre de 2015 publicas Triunvirato, háblame sobre esta segunda novela de la trilogía que esperas concluir este año.

Es la segunda aventura del detective Nelson Montero. En esta novela, la desaparición de Joel Goldman, alias “El Mago”, que es un gurú de la Bolsa de Nueva York y uno de los tres socios millonarios de la exitosa cadena mundial de restaurantes japoneses Kaibun, llevará al detective Montero a recorrer los bajos fondos de Miami Beach, Las Vegas y Los Ángeles. En esta novela se tocan muchos temas del bajo mundo, como una red de estafa al Medicare, la prostitución, la corrupción y una estela de dinero negro, arropado por la santería y la traición.

G: ¿Cuándo podremos leer la tercera novela de esta trilogía?

R: Este año espero publicarla.