parqu

GG

                                           A Tío Mario

 

El nombre Héroe me sabe a muerte,

a gloria que reposa

en manos cotidianas,

que trabajan y pagan impuestos.

 

Me sabe a excusa,

que enarbola ideales,

a banderas movidas

por un viento oportuno.

 

El héroe yace

en una tumba de mármol,

cagada por palomas

en un parque cualquiera

 

en letreros de calles sin asfalto,

donde la miseria, analfabeta y descalza

vende perritos en los semáforos.

 

Héroe, el hombre hecho polvo

por el tiempo y las balas,

página en blanco.

 

Sólo queda de ese nombre su legado,

como  flor majestuosa

que decora su lápida olvidada.

 

Del libro Guyabas y fresas, 2012.